Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Mi閞coles 23 de Enero de 2019

Arriba

Top

No Comments

ARTEBA 2014, Gachi Prieto Gallery – Stand E 36

ARTEBA 2014, Gachi Prieto Gallery – Stand E 36

La presentaci贸n de Gachi Prieto Gallery para ArteBA 2014聽 implica una articulaci贸n de obras聽 de alto valor est茅tico y densidad cr铆tica de los artistas argentinos Silvia Rivas, Andres Waissman, Viviana Zarg贸n, Carolina Magnin, Maxi Rossini, Sim贸n Altkorn, Daniel Martinez, Valeria Conte Mac Donell,y Lucia Herlitzka.

El proyecto de exhibici贸n abre interrogantes sobre los c贸digos de representaci贸n e interpretaci贸n de las obras, apelando a una reflexi贸n sobre el contexto de producci贸n. Como eje principal trabajamos el concepto de fragilidad, vinculado sobre todo a la experiencia de la memoria. Las obras de estos artistas problematizan la idea de construcci贸n identitaria a trav茅s de un intenso trabajo de tramas. Tramas que van desde lo puramente formal a lo conceptual y funcionan como huellas de gestos que trascienden el soporte: son im谩genes que聽 atraviesan el papel, la tela, el metal, la resina, el vidrio y dan cuenta de forma simb贸lica del entramado hist贸rico que finalmente es el que determina la construcci贸n de la memoria. El objetivo es generar en el espectador asociaciones vivenciales concretas que conduzcan a la reflexi贸n sobre la necesidad humana de control y su confrontaci贸n con lo inevitable.

SOBRE LOS ARTISTAS Y SU OBRA:

La ambig眉edad, la doble naturaleza de las cosas, la coexistencia de opuestos y los umbrales l谩biles que los separan, aparecen como constantes en la obra de Silvia Rivas. En los 煤ltimos a帽os, el video, su sintaxis visual, le permiti贸 hacer foco conceptual en la insistencia y el impedimento, a trav茅s de video-instalaciones, como Zumbido en la cual un par de manos interact煤an con un enjambre. Acciones que van del prop贸sito al sinsentido donde la exasperaci贸n y鈥 la iron铆a son los ejes por los cuales se desarrolla la acci贸n. Otras veces el zumbido de una sola mosca funciona (se presiente) como una amenaza en la quietud y limpieza (blancura, pureza) de una escena que es sencillamente una naturaleza muerta. El gui贸n se cierra con dibujos 鈥揳 escalas diferentes鈥 que muestran recorridos y din谩micas, expresiones de ritmo y velocidad: trayectos obsesivos que como un trabajo man铆aco constituyen una representaci贸n gr谩fica de infinitos circuitos invisibles.

Andres Waissman. Su obra constituye una b煤squeda filos贸fica y pol铆tica, adem谩s de pl谩stica: un verdadero pensamiento en im谩genes que toma como punto de partida el expresionismo, para indagar luego en los signos del lenguaje y, m谩s recientemente, en met谩foras tomadas de la f铆sica que le sirven para pensar las nuevas configuraciones pol铆ticas y sociales. Con oficio de pintor, Waissman no cesa de tender vasos comunicantes entre la teor铆a de sistemas y las multitudes que, seg煤n la nueva teor铆a pol铆tica, son las protagonistas de la historia de este siglo. Su permanente voluntad de movimiento y cambio les confiere un rol activo frente al entorno que las rodea. Es importante recalcar tambi茅n que frente a los conflictos del mundo actual, Waissman ensaya una respuesta colectiva, comunitaria, recuperando una instancia pol铆tica frecuentemente eludida en los discursos de la postmodernidad. En el mismo sentido podr铆a comprenderse su evocaci贸n de la historia, la memoria, el relato literario o po茅tico….

Viviana Zarg贸n aborda un trabajo de recopilaci贸n fotogr谩fica de espacios relacionados con el mundo fabril, objetos, puentes y estructuras ya abandonadas, no por obsoletas, sino por inactivas. Como una antrop贸loga que bucea en edificios, la artista聽 interroga la imagen y reordena la memoria desde el registro del site specific para volver a producir la condensaci贸n pict贸rica. Opera esa fotograf铆a para aligerarla de fantasmas y devolverle parte de su potencia original. A mediados del a帽o 1999 tuvo la oportunidad de visitar聽 el edificio de una聽 f谩brica clausurada recientemente, donde los rastros de la producci贸n, de los obreros y sus objetos realizados como ayuda para el trabajo (denominados por ella 鈥渙bjetos in煤tiles鈥 a la manera Duchampiana) fueron la base de este pol铆ptico que constituye parte de la 鈥淪erie de la Industria Argentina鈥.

Las cosas reci茅n desaparecidas exhalan un brillo particular, y en ese 煤ltimo esplendor pueden decir m谩s sobre el presente que la obviedad de lo que nos rodea. En el mundo dominado por la imagen digital, Carolina Magnin encontr贸 en las diapositivas, ya ca铆das en desuso, un tesoro singular. 驴C贸mo devela la artista esa memoria acumulada y silenciosa? Escanea su pura materialidad. Si toda fotograf铆a es una huella lum铆nica de aquello que estuvo frente a la c谩mara, el ojo t谩ctil del esc谩ner vuelve visibles las marcas m铆nimas que el tiempo ha depositado en la superficie de la diapositiva: rastros dactilares, polvo, leves rayaduras, decoloraciones鈥 Las im谩genes de Carolina Magnin emergen as铆 como un vasto y misterioso dep贸sito del inconsciente de una 茅poca. A menudo su obra es lo abstracto: la evocaci贸n no pasa tanto por los motivos como por las texturas de sus im谩genes impresas en vidrio, soporte in茅dito, que trasuntan un clima y una subjetividad.

Las obras que proponemos de Maxi Rossini son dibujos de especies vegetales realizados en tinta, dispuestos en las hojas centrales de cuadernos y exhibidos en una vitrina. Este conjunto de piezas habla del tiempo, de su paso, y de c贸mo darle forma a ese discurrir en el dibujo. Cada ramita. Cada tallo. Cada hoja. Cada p茅talo. Cada estigma. Cada filamento. Es necesario nombrar todo, absolutamente todo, Rotring en mano y minutos acumulados hasta la desmesura, para conjurar aquello que no se puede nombrar y nos apena. Luego de su paso por la escuela t茅cnica, donde Rossini se esmer贸 en el dise帽o de planos de arquitectura y piezas mec谩nicas, el dibujo hab铆a quedado en el olvido hasta que reapareci贸 como necesidad manual, como una manera de pasar el tiempo, de durar en la fabricaci贸n de una pieza 煤nica. Esa primera serie de dibujos, que ahora no se ocupaban de m谩quinas sino de bot谩nica, aunque el aspecto maquinal permanec铆a en la actitud del dibujante, se llam贸 鈥淒ibujo para no extra帽ar鈥. La naturaleza, con su espectro infinito de tejidos y recovecos, le dio a Rossini, entonces, una fuente inagotable de motivos que le permitir铆an durar sin la angustia de la proximidad de un l铆mite.

Sim贸n Altkorn. Ignoramos qu茅 ha sucedido inmediatamente antes de la escena o qu茅 suceder谩 despu茅s; a煤n as铆 las fotograf铆as de Sim贸n Altkorn siempre reclaman al espectador la alusi贸n potencial a una cadena narrativa que est谩, en s铆 misma, ausente. Como dispositivo real y como met谩fora, el relato construye sus personajes en juegos de espejos reversibles. Altkorn ha imaginado un drama donde los acontecimientos externos se confunden con procesos ps铆quicos y emocionales.

Daniel Martinez聽 presenta una serie de objetos de bronce conteniendo fotograf铆as iluminadas por detr谩s con diodos emisores de luz conectados a una fuente de alimentaci贸n. 聽El mundo intermedio. El Purgatorio. El Barzaj de los plat贸nicos persas. Ese intervalo con estatus ontol贸gico entre el mundo inteligible y el mundo f铆sico, 驴existe s贸lo para los humanos? Si no es as铆, hay seres que esperan en un limbo fuera de las tumbas. Eso es Sudario. Especismo, racismo natural. Surgidos como de los dioramas encontrados en museos de ciencias naturales, donde adentro hab铆a una fauna disecada, de distintas especies, posando en sus entornos escenogr谩ficos. La Pampa, el聽 monte, el desierto. Los lugares de la Argentina de 1890. La muerte de la taxidermia es una sala de espera. Todos siguen vivos, con sus t煤nicas, sus objetos, para que los dem谩s los vean estar tan apacibles. Haciendo sus comidas, cuidando de sus cr铆as para siempre. Todas las 谩guilas tienen las plumas y los ojos brillantes. Un purgatorio fotografiable, pero rancio nos espera cuando nos asomemos a ellos.

Valeria Conte Mac Donell en el invierno del 2011 siguiendo minuciosamente los planos arquitect贸nicos, teji贸 con hilo transparente su casa. Durante las noches la regaba y cuando sal铆a el sol, la ve铆a derretirse y desaparecer. Tard贸 3 meses en tejer la totalidad del per铆metro de su casa en un terreno familiar de 2500mts en San Mart铆n de los Andes, Neuqu茅n, Argentina. A esta acci贸n perform谩tica La Conquista de lo In煤til, la acompa帽an dibujos y registros fotogr谩ficos y de video. En el 煤ltimo invierno redobl贸 la apuesta y teji贸 el interior: los muebles, los cuadros, las alfombras, la chimenea鈥. Y a esto lo llam贸 El fr铆o va a pasar.

Luc铆a Herlitzka pone su foco en los cuerpos obesos, donde el espacio es ocupado por una gran masa de formas org谩nicas, que, como ejercicio escult贸rico, generan un gran deleite al ser modeladas. La contemplaci贸n del volumen y el recreo en las superficies invitan al tacto, imantan. En ellas plasma la fascinaci贸n de ver al cuerpo humano que, pasado determinado limite, comienza a adoptar formas no distantes del surrealismo. Una metamorfosis. Siendo in茅ditos y 煤nicos, no existe uno igual al otro. Ese desmadre de la carne, esa hermosa explosi贸n de volumen se convierte en creadora y generadora de inspiraci贸n, una musa para la inventiva. Y a trav茅s de la escultura, su propia forma de veneraci贸n a lo humano.

Aqu铆 est谩n enunciados algunos de los sue帽os y cantidad de proyectos superpuestos de nuestros artistas. Imaginar c贸mo podr铆an ser interpretados los 铆ndices de nuestra cultura en un futuro es un ejercicio inevitable de la conciencia cr铆tica que proponemos abordar con este recorte a presentar en ArteBA 2014.

SOBRE LA GALER脥A:

GPG es un espacio de reflexi贸n independiente que se proyecta como punto de encuentro para din谩micas propuestas de arte latinoamericano contempor谩neo. Nace en el 2007 como una consultora para la difusi贸n del arte argentino en el exterior, la gesti贸n cultural y el intercambio con galer铆as e instituciones del continente. Trabaja con el compromiso de asumir pr谩cticas que prioricen al artista, a la obra y a la b煤squeda est茅tica permanente.

Dentro de un proyecto curatorial de excelencia la estrategia es generar alianzas, ampliar el concepto de聽 galer铆a y representar no solamente a artistas locales, sino a importantes referentes del arte contempor谩neo de las provincias del interior y de otros pa铆ses de Latinoam茅rica.

Gachi Prieto Gallery ha organizado para este a帽o 2014 muestras institucionales como: la mega instalaci贸n de video Zumbidos de Silvia Rivas en el Museo Castagnino de Rosario (Abril/Mayo);聽 la muestra Abgrund de Andres Waissman en el Museo Caraffa de C贸rdoba (Julio) y la muestra Anima de la artista Carolina Magnin en el MAC de Salta (Septiembre).

Como plataforma para la investigaci贸n, producci贸n, presentaci贸n y contextualizaci贸n del arte contempor谩neo desde perspectivas diversas,聽 en 2012 hemos lanzado el Proyecto PAC (Pr谩cticas Art铆sticas Contempor谩neas), una instancia de formaci贸n rigurosa e interactiva para artistas contempor谩neos que buscan enriquecer, en el di谩logo con agentes diversos y expertos, su propia pr谩ctica a trav茅s de un programa anual de encuentros de an谩lisis, cr铆tica y producci贸n de arte.

Desarrollamos un ciclo de 6 muestras anuales y representamos artistas consagrados como Silvia Rivas, Andres Waissman, Samy Benmayor (Chile), Viviana Zarg贸n, Martin Pelenur (Uruguay),聽 y Sim贸n Altkorn (Uruguay), entre otros y artistas j贸venes como Carolina Magnin, Maxi Rossini, Sebastian Camacho (Colombia), Ver贸nica Gomez, Valeria Conte Mac Donell, Luc铆a Herlitzka, Gustavo Gagliardo, Pedro Perelman, Maria Elisa Luna, Leo Garibotti, Marcelo Torres, Andres De Rose, entre otros.