Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Mircoles 21 de Noviembre de 2018

Arriba

Top

No Comments

El retorno de lo reprimido

El retorno de lo reprimido
Nota por Nadia Paz.

 

¿Qué son acaso aquellas cosas que vuelven a nuestra mente una y otra vez, que toman nuevas formas pero conservan intacto su contenido? ¿Qué ocurre cuando hacemos caso omiso de sus recurrentes apariciones?  La exposición “El retorno de lo reprimido” de Adriana Bustos, con la curaduría de Gustavo Blázquez, explora aquellos mecanismos que a nivel social retornan cíclicamente a través del tiempo y permanecen hasta nuestros días. La muestra, que se presenta en la Fundación Federico Jorge Klemm es, en realidad, la tercera parte de “La máquina de visión”, un proyecto de investigación más ámplio que la artista viene desarrollando desde hace años. En esa máquina social se ponen en juego historias, recorridos, trayectos que se cruzan unos con otros, y que al unirse dan cuenta de un entramado, de un dispositivo en acción que no cesa: la esclavitud y el comercio ilegal a costa de vidas humanas.

Las obras son reflexiones sobre la humanidad, sobre los sistemas sociales que han impuesto sus condiciones, y con ellas, su dominación implacable sobre los sujetos considerados como mercancías. Por su parte, el mar es uno de los ejes centrales de la muestra, que se expone como el gran canal facilitador de las rutas de comercio humano que se revelan a través de los extensos mapas exhibidos.

La muestra involucra a los espectadores en esa búsqueda a través del tiempo y propone un juego de pistas, que se van develando en el mismo recorrido por el espacio. Las noventa acuarelas sobre papel, de pequeño formato pero montadas como parte de una misma composición, atraen la mirada y proponen la cercanía con los detalles de cada uno de los casi cien barcos que a lo largo de la historia han sido conductores de muerte.

El retorno de lo reprimido es, para Sigmund Freud, el mecanismo psíquico por el cual aquellos contenidos expulsados de la conciencia reaparecen constantemente de manera distorsionada, en forma de síntomas, sueños, lapsus, etc. En este sentido, la investigación de la artista lleva este proceso del plano individual al social y propone involucrar al visitante para decirle “ya sabés todo esto, aunque aún no lo sepas”.

 

“El retorno de lo reprimido” se puede visitar en la Fundación Federico Jorge Klemm, Marcelo T. de Alvear 625, de lunes a viernes de 11 a 20 hs, con entrada libre y gratuita.