Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Mircoles 21 de Noviembre de 2018

Arriba

Top

No Comments

«Conocer nuestras limitaciones es descubrir nuestras posibilidades»

«Conocer nuestras limitaciones es descubrir nuestras posibilidades»
Por Pilar Altilio

Ellos dicen que la sorpresa es parte fundamental de la obra y que el espectador está obligado a desmontar el artificio. Los jóvenes diseñadores industriales Iván Lopez Prystajko y Eugenio Gomez Llambi, crearon Grupo Bondi en 2008 y el nombre ya representa una de las claves para entender la forma en que piensan la tarea del diseñador. «Bondi es una palabra lunfarda para denominar a los transportes públicos urbanos en Argentina. Bondi es la confirmación de que es posible pensar al mundo desde el margen y a la vez ser leído desde el centro como contemporáneo» dicen y remarcan que, para ellos, está bien «hacer del margen una estética, una poética, una forma». Los nombres con que bautizan sus objetos son otra clave donde destaca el humor: tenemos por ejemplo el Parrichango, una parrilla que articula un dispositivo que se acopla a un chango de supermercado. El Cementoso es eso mismo: un oso gigante que parece inflado, pero es sólido e irrompible fácilmente como suele ser el cemento. El Capitoné urbano, un banco que una vez que lo viste nunca jamás olvidarás, que ocupa espacios públicos con gran eficacia de uso. O los Hielos argentinos, una cubetera con la forma de las islas Malvinas.

Estaba pactado que fuese Ricardo Blanco el curador de esta primera muestra individual en el MNAD. Inspirador profesor y amigo del grupo, no pudo concretarse por la inesperada partida del gran impulsor del diseño industrial. Entonces tomó la posta su amigo, Edgardo Giménez (1942) un experimentado en el campo de la arquitectura, el diseño gráfico y de interiores, los objetos y la indumentaria. Y el trabajo quedó maravillosamente montado en esas tres salas más los jardines impecablemente conservados. La exposición La vida es dura, pero no tanto se despliega en tres partes: una introducción a todos los productos presentada como un dispositivo publicitario bien iluminado. Unas instalaciones donde destaca el sincro logrado con las cubeteras en un plano cual cartel donde se lee LUCHA NO ES GUERRA, junto a cada diseño particular protegido con una cúpula en modo museístico. Una ambientación inmersiva para desplegar el gran proyecto en colaboración del Mate milagroso. Planificado con la Facultad de Agronomía en la huerta experimental, les ayudaron a darle una forma predeterminada a una fruta de cucurbitácea y esa forma es la cabeza del Papa Francisco. Finalmente, una gran escena surrealista con luces negras y fluorescencias que se contrapone al mobiliario medieval del subsuelo del MNAD.

«Oscila entre lo micro de lo anecdótico y fragmentario, y lo macro de lo místico y lo universal» dice la gacetilla y va en la línea del diseño emocional que Donald Norman segmenta en tres niveles. El visceral, basado en el placer de operar un objeto de uso. El conductual, como satisfacción de las necesidades que tienen quienes usan ese objeto. El reflexivo que se centra en el significado de las cosas. Cuando se percibe el contenido oculto de objetos de uso diseñados por Grupo Bondi como el Mate milagroso, se entiende mejor el plano reflexivo que es su gran riqueza. Contradictorios, polémicos y eficaces en «presentar lo siniestro, la exageración y la mentira como materia artística.»

“LA VIDA ES DURA, PERO NO TANTO”
Exhibición individual de GRUPO BONDI
Curaduría: Edgardo Giménez
Inauguración: viernes 12 de octubre de 2018, 19 hs
Cierre: miércoles 12 de diciembre de 2018, 19 hs
Entrada libre y gratuita.
Museo Nacional de Arte Decorativo (MNAD)
Av. del Libertador 1902, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Horarios: martes a domingo de 12.30 a 19 hs