Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Miťrcoles 14 de Noviembre de 2018

Arriba

Top

Las maravillas del país de Marta Lambertini

<!--:es-->Las maravillas del país de Marta Lambertini<!--:-->

El cómic en la ópera de cámara

 

Por: Osvaldo Andreoli

 

Humor, iron√≠a, juego imaginativo incorpora en¬†su obra musical Marta Lambertini. En la √≥pera¬†de c√°mara ¬°Cenicienta!, cuya m√ļsica y libreto¬†le pertenecen, se puede apreciar ese sentido
festivo y l√ļdico. Ya en la presentaci√≥n del¬†personaje, compuesto para la voz de la soprano¬†Graciela Oddone, aparece la resignificaci√≥n de la¬†convenci√≥n oper√≠stica (¬ę¬°Ay Papino!¬Ľ, se queja¬†Cenicienta). Este lamento es un lugar com√ļn del¬†g√©nero, pero en una suerte de idiolecto, un lenguaje¬†¬ęatravesado¬Ľ aunque comprensible. Todos¬†conocemos el cuento de la ni√Īa maltratada.

 

Ella¬†exclama ¬ęLa matrioshka mi lagna… mi strizzia,¬†mi patalea¬Ľ (y en patalea el √©nfasis implica un¬†salto interv√°lico musical para la cantante). Esa¬†curiosa verborragia es rematada por la onomatopeya¬†t√≠pica de la historieta: ¬ęMi falimpari, slavari,¬†scobari, la porquerinata, ¬°spuagh!¬Ľ; y as√≠¬†como refiere un salivazo, el sollozo se manifiesta¬†en un ¬ęsob, sob¬Ľ. La madrastra, por su parte, gru√Īe¬†¬ęgrrr¬Ľ, y si da una cachetada dice ¬ę¬°paff!¬Ľ.¬†La ocurrencia provino desde la literatura y el¬†teatro. En una novela de Umberto Eco, el protagonista¬†intenta recuperar la memoria leyendo¬†revistas de historietas de su infancia. Adem√°s¬†Lambertini se inspir√≥ en Mistero buffo, el espect√°culo¬†de Dar√≠o Fo, donde este se expresaba ¬ęen¬†varios idiomas¬Ľ al mismo tiempo.¬†¬ęHice ese libreto tan rid√≠culo y absurdo pensando¬†en la m√ļsica¬Ľ, advierte mientras enciende un¬†cigarrillo ante el ventanal de su living. En √©l tambi√©n¬†se reflejan espacios interiores.

 

La √≥pera de c√°mara tuvo su origen conversando¬†con la mezzosoprano Susanna Moncayo, mientras¬†ensayaban Hildegard (2001), otra obra suya,¬†que sin ser humor√≠stica tiene su dosis surrealista.¬†(Unos monjes est√°n tratando de criticar a Hildegard¬†y se dan cuenta de que son parte de la imaginaci√≥n¬†de ella).¬†Entre aquellos ensayos, surgi√≥ la idea de una¬†√≥pera con un lenguaje extra√Īo, aplicable a¬†una historia muy conocida. Cuando el r√©gisseur¬†Jorge De Lassaletta solicit√≥ una obra, esta¬†ya estaba lista.¬†¬°Cenicientaaa!, estrenada en 2008, tuvo cinco¬†funciones exitosas. No se pudo hacer en el Centro¬†de Experimentaci√≥n del Teatro Col√≥n (CETC)¬†porque all√≠ se hab√≠a instalado un ¬ęMuseo del¬†Traje¬Ľ. El Col√≥n estaba cerrado por refacciones.¬†Sanguinetti, a la saz√≥n su director, felicit√≥ a la¬†autora en el escenario del Teatro del Globo y dijo¬†que era una obra que deber√≠a permanecer en el¬†repertorio; pero cuando cambian las autoridades¬†de nuestro primer Coliseo, cambian las programaciones.¬†Es algo recurrente. As√≠, cuando estuvo¬†programada Ant√≠gona II para orquesta sinf√≥nica,¬†las nuevas autoridades la dejaron sin efecto. El¬†reclamo nunca fue atendido. Sin embargo, la¬†obra tuvo trayectoria internacional y el Premio¬†Nacional de M√ļsica para Marta Lambertini.¬†

 

El país de las maravillas 

Alice in Wonderland es una de las √≥peras argentinas¬†m√°s representadas, con cuatro diferentes¬†puestas en escena. En 1993 inaugur√≥ el espacio¬†del CETC, gracias a los buenos oficios del r√©gisseur¬†Pigozzi y a la decisi√≥n de Gerardo Gandini,¬†su director. La obra se iba a reponer en el teatro¬†Payr√≥ y se ensayaba en el Centro de Experimentaci√≥n¬†en condiciones deplorables.¬†Colocaron un entarimado de madera para no chapotear¬†en el barro. Como hubo dificultades con¬†el Payr√≥, a √ļltimo momento se eligi√≥ el propio¬†CETC. El personal del teatro levant√≥ los escombros;¬†limpiaron y alfombraron ese subsuelo del¬†Col√≥n, r√°pidamente.¬†El escen√≥grafo Sarudianski ide√≥ una silla gigante¬†que al girar se convert√≠a en la chimenea por¬†donde bajaba la reina (ese dise√Īo cuelga de un¬†marco en la entrada de la casa de la compositora).¬†El estreno hab√≠a tenido lugar en el Instituto¬†Goethe en 1989. ¬ęYo pensaba que era una obra¬†imposible de representar por la cantidad de personajes¬Ľ, rememora Marta entrecerrando los¬†ojos, despu√©s de una bocanada de humo. Hab√≠a¬†estrenado en un mar de l√°grimas (un cap√≠tulo¬†de la novela Alicia en el pa√≠s de las maravillas),¬†para soprano y piano a seis manos. Era una pieza¬†de teatro musical, la protagonista interven√≠a¬†entre los pianistas. De all√≠ surgi√≥ la idea de la¬†√≥pera, ya que el r√©gisseur Szchumacher propuso¬†que cada personaje asumiera varios roles. Solo¬†se requer√≠an cinco cantantes. Fue una soluci√≥n¬†novedosa provocada por la escasez.¬†

 

Una ópera sobre la ópera 

La √≥pera incluye al autor de la novela, Lewis¬†Carroll, como narrador y provocador de aventuras,¬†quien asume otros personajes. Hay varias¬†lecturas posibles a trav√©s de g√©neros y lenguajes¬†musicales, y en varios idiomas. Esta reflexi√≥n¬†alegre y desprejuiciada sobre el g√©nero oper√≠stico¬†juega con el absurdo, pero la autora asegura¬†que no se trata de una parodia. Con Alice¬†quise hacer una √≥pera sobre la √≥pera, remitiendo¬†al g√©nero y sobre todo a mi √≥pera preferida, Cos√¨¬†fan tutte de Mozart. Recurr√≠ a mi museo musical¬†imaginario, que aparece llamado por el propio¬†discurso¬Ľ. Cuando se le menciona que en la segunda¬†mitad del siglo XX la √≥pera parec√≠a desfallecer,¬†puntualiza: ¬ęEl g√©nero no puede ser resucitado¬†como cl√°sico, se puede aludir a √©l, pero¬†eso no es parodia, es alusi√≥n, recreaci√≥n. De all√≠¬†que uso el clavec√≠n, el italiano o el dramatismo¬†del recitativo. Aparte de la mirada tradicional¬†sobre la √≥pera, hay otra actualizada que evoca¬†y alude. El g√©nero evoluciona como representaci√≥n¬†dram√°tica dentro de la m√ļsica, a trav√©s de¬†ella. Desde Monteverdi se vino modificando.¬†¬°Es el drama puesto en m√ļsica!¬Ľ. Del relato se¬†desprende la importancia que los directores de¬†escena jugaron en su obra, impulsando o influyendo¬†en sus creaciones.¬†

 

Espejos, p√°jaros, humos

El juego de representaciones, de im√°genes revertidas,¬†lo musical ¬ęespejado¬Ľ se plasma tambi√©n¬†en las partituras de Lambertini. Ya hab√≠a espejismos¬†y fosforescencias del mar en Los fuegos de¬†San Telmo (para conjunto instrumental, 1985); y¬†en Looking-Glass Home (para conjunto instrumental,¬†2007) desde la mitad de la partitura hay¬†una retrogradaci√≥n. A su vez, Goofus bird (para¬†clarinete solo, 1999) procede de El libro de los¬†seres imaginarios de Borges. Se trata de un ave¬†mitol√≥gica de los Estados Unidos que construye¬†su nido al rev√©s y vuela para atr√°s. La composici√≥n¬†presenta espejos que retrogradan o invierten¬†la interv√°lica.¬†La flauta dulce en Mocquer Polyglotte alude¬†al canto de un p√°jaro usado por Olivier¬†Messiaen en sus obras; de all√≠ provino La¬†calandria de Oliverio, para conjunto instrumental.¬†El concierto para flauta y orquesta. ¬†El¬†imperio de la luz est√° inspirado en una pintura de¬†Magritte. Abajo es de noche y en el cielo es de¬†d√≠a. La compositora imagin√≥ un p√°jaro contra¬†ese cielo.¬†Alicia en el pa√≠s de las maravillas es una fuente¬†inagotable para Marta Lambertini, a tal punto¬†que Alicia a trav√©s del espejo es un proyecto para¬†estrenar en el 2014.

 

Entre sus obras encontramos “El jardin o Las flores que cantan”, para arpa sola;¬†Humpty Dumpty, para clarinete; Tweedle-dum y¬†Tweedledee (los mellicitos de Alicia), para flauta¬†y guitarra, y El sue√Īo del caballero blanco, una¬†pieza para viola. ¬†Cuando divise el humo azul de √ćtaca son sietepiezas breves para viol√≠n y piano, que integran¬†un libro con fotograf√≠as y textos de reciente apa-¬†rici√≥n. Las piezas se van ¬ęenrareciendo¬Ľ, utilizando¬†t√©cnicas extendidas, con intervenciones¬†dentro del piano, hasta llegar al ¬ępiano preparado¬Ľ, alterando la sonoridad, hasta la √ļltima, sin¬†sonido de piano.

 

Sonidos patafísicos

La alusi√≥n a la Pataf√≠sica como ciencia par√≥dica de¬†las soluciones imaginarias estuvo presente en los¬†a√Īos ochenta del siglo pasado. La Question Pataphysique¬†fue un concierto en la Fundaci√≥n San¬†Telmo con instrumentos antiguos, para los cuales¬†Lambertini compuso una pieza. Hab√≠a un ex√≥tico¬†¬ępiano di legno¬Ľ, a cargo de Gerardo Gandini,¬†saxo en do abollado, compraron cuerdas para¬†un viol√≠n-corneta. ¬ęEl conjunto son√≥ horrible¬Ľ,¬†ironiza Lambertini, ¬ęera muy divertido ver el¬†platillo con forma de serpiente y al director ¬°con¬†se pianito!¬Ľ.

[showtime]