Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Mircoles 23 de Enero de 2019

Arriba

Top

No Comments

Europa realista y en mármol por argentinos, sobre la Av. Alvear

Europa realista y en mármol por argentinos, sobre la Av. Alvear

Por Laura Farías

Guillermo Bekes, Eduardo Tortorelli  y Pablo Donnadío, son artistas argentinos que exhiben a Europa bajo los conceptos de arte realista y abstracto. Cuadros al óleo y esculturas en mármol toman al continente en Smart Gallery.

Todo diciembre es posible ver el arte realista de Guillermo Bekes y las esculturas abstractas de Eduardo Tortorelli y Pablo Donnadìo, en el local Smart Gallery, ubicado en Avenida Alvear 1.580, en la Ciudad de Buenos Aires.

La fusión de conceptos que se exhiben fue pensada por su directora, Mariela Mayorga, que cumplen su primer año con el nuevo nombre que le han dado al sitio Smart Gallery -con el que anteriormente trabajaron alrededor de 15 años bajo el nombre de AG- y que trajo también un cambio en el tipo de arte a exponer. Menos clásico y más contemporáneo, con un enfoque de apertura al exterior.

Guillermo Bekes a través de cuadros de importantes tamaños, muestra lugares íconos de Europa y sus ciudades. El realismo  se percibe en la primera mirada que cae sobre sus obras. Los detalles, las luces, el contraste; el foco y la orientación del sitio que elige pintar son tomados por ojos experimentados. “Mi paleta en sí, depende del tema”, nos comenta.

«Considero los paisajes urbanos como sinfonías de grises, no como blancos y negros, sino lo cromático que pueden brindar. Matices infinitos en la pintura asignando a cada ciudad una sutil diferencia: azulado para Londres; París, un gris cálido y dorado; Roma, ocre, siena y terracota por las antigüedades que protege y sus construcciones, la ciudad eterna».

Bekes nació en la provincia de Santa Fe, Argentina y sus estudios académicos los completó en la ciudad de Concordia, Entre Ríos. Los paisajes de campo, en sus inicios, formaban la mayor parte de sus creaciones con tildes de impresionismo. Hoy día vive en Madrid, España y allí incursionó, influenciado por Diego Velázquez, en la pintura de cuerpos. Luego continuó con paisajes realistas pero ya tomando ciudades íconos de Europa, sin meterse de lleno en el hiperrealismo, como conceptualiza él, pero sí en el realismo. «Esta es para mí una discusión tenue pero la considero correcta. Mantengo ese concepto porque me interesa expresar la realidad que me rodea, pero a su vez intento que las emociones se perciban de forma natural, espontánea y perceptible a los ojos, no de forma extrema. El objetivo es crear una ilusión de ese enfoque. Mis contornos pueden llegar a tener pinceladas, van más allá del rigor, de los detalles y de las figuras. Es una elección y se da por la sensibilidad que uno desea poner a las obras».

Las esculturas de los argentinos Eduardo Tortorelli y Pablo Donnadìo, se alinean con figuras abstractas que van desde los 0,30 centímetros hasta obras de más de 1,00 metro. Según nos comenta la curadora de la exhibición y directora de Smart Gallery, Mariela Mayorga, «Cuando se aunó a estos artistas para la muestra, la conexión fue la esencia de la naturaleza en lo contemporáneo. Por un lado el realismo de Guillermo y por el otro, Eduardo y Pablo con lo clásico del mármol europeo, pero con figuras abstractas con todo lo que conlleva trabajar esas piezas que son únicas, estéticas y detalladas. Eduardo y Pablo trabajan juntos en el mismo taller, se asesoran y ayudan pero cada uno tiene su marca. Uno trabaja figuras más curvas, el otro apunta a terminaciones geométricas. La diferencia está y a medida que se conocen sus obras, se puede percibir. Destacamos a estos escultores porque pocos artistas hoy día trabajan el mármol. Hay que contar con condiciones determinadas como un espacio amplio, fuerza física, paciencia por lo delicado del material y la inspiración que bien tienen y que convierten cada cincelada en una obra única».

Eduardo Tortorelli nació en la provincia de Buenos Aires, Odontólogo, egresado de la Universidad de Buenos Aires, trabaja aún como tal, pero ha incursionado  además en las artes plásticas en talleres y seminarios con Valderrey, Pujìa, Caponi, Dal Porto y actualmente dirige junto a Pablo Donnadìo el Taller de Talla en mármol del Maestro Orio Dal Porto.

Por su parte Pablo Donnadìo nació en la Ciudad de Buenos Aires, estudió Diseño Gráfico en la Universidad de Buenos Aires; curso estudios de Bellas Artes en la Escuela Prilidiano Pueyrredón School y  continuó su formación en los talleres de Blas Gurrieri, Bianchi, Orio Dal Porto y Pujìa. Codirige con Tortorelli, como mencionamos, el taller de Orio Dal Porto, además de contar con uno propio.

«Tuvieron ambos largas horas de estudio con modelo vivo y el aprendizaje de las diferentes técnicas del tallado y del pulido”, reza el libro que los presenta en las exposiciones, realizado con logradas fotografías de sus obras, por Adrián Gilardoni y prólogo de Sonia Decker.

Ellos han logrado trabajar el mármol de carrara, uno de los más preciados por su blancura y tonalidades azules y grises, casi sin vetas; el mármol rosa de Portugal y el verde alpes, también se aprecia en sus obras. Las esculturas tienen curvaturas y planos geométricos que” se fueron dando y abriendo en superficies pulcras y perfectas, donde la luz juega un rol protagónico e impactante».

Cuadros y esculturas, lo abstracto y el realismo se envuelven  y se perfeccionan combinándose de forma superlativa. Una simbiosis de belleza de estos artistas argentinos se da de manera natural en estas obras que presenta esencias de Europa.