Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Mircoles 21 de Noviembre de 2018

Arriba

Top

No Comments

Poética de un invierno eterno: Contra el sol de Verónica Gómez

Poética de un invierno eterno: Contra el sol de Verónica Gómez
Por Lucía Navarro

En medio de un noviembre donde nuestra sensación térmica sigue percibiéndose aún baja, la muestra Contra el sol de la artista argentina Verónica Gómez parece irrumpir en la escena artística local con total sincronía. Una atmósfera impregnada de colores fríos y oscuros es el hábitat donde se sitúan figuras fantásticas y paisajes que tienden a la abstracción.

En el interior de cada obra, la oscuridad contrasta con una energía lumínica que aparece sorpresivamente resaltando la calidad formal de este mundo onírico que la artista nos ofrece. El Centro Cultural Recoleta abre sus puertas para que el visitante pueda recorrer una noche fría de invierno, que va más allá del tiempo y del espacio, en una congelada sensación.

El sol es el centro del sistema planetario, es el único que emite luz propia y el que posee mayor brillo aparente en la tierra. Para la curadora Silvia Gurfein, el sol representa en nuestra cultura «el éxito del yo, el arquetipo de la voluntad, el poder y el deseo». Es un punto de vista que, por su fuerza resplandeciente y ubicación central, se proclama único, cegando la mirada hacia lecturas alternativas del mundo. Situarse contra el sol significa descender en dirección hacia lo que no se puede ver, fuera de las construcciones culturalmente aceptadas, fuera de los cánones tradicionales o incluso fuera del raciocinio. Así se combinan en una pared de la antesala doce inquietantes retratos femeninos enfrentados a líneas de texto que se suceden unas a otras en un ritmo que acompaña el paso, en el andar se descubre que son títulos y autores y que la palabra recurrente es la nieve. A partir de allí el espectador está preparado para aceptar las reglas de un juego de asociación libre donde esta palabra central se propone como punto de partida.

En la sala principal lo figurado se enfrenta a lo abstracto en obras que extreman ambos conceptos. Las mujeres retratadas, algunas con ojos vacíos y otras con miradas fijas al espectador, parecen estar ausentes y descarnadas quedando sólo como máscaras pétreas. Sobre ellas germinan raíces hasta llegar a ser cortezas de árboles. Son el paisaje de su propia vida y estado espiritual. Los paisajes, por otro lado, son abstracciones de sitios mentales donde habitan figuras que sólo el espectador puede colocar con su imaginación. En la obra Alajärvi, la artista nos lleva a su percepción del pueblo homónimo de Finlandia en donde realizó una residencia en el 2017. Aquí la presión de líneas quebradizas delata la dureza de la luz blanquecina, generando un espacio sin punto de referencia humano, una bruma que arrasa y envuelve los retratos que la rodean para hacerlos partícipe de su fuerza melancólica.

Todas las imágenes que habitan en la sala convocan a participar en la escritura de un cuento imaginario, donde los personajes recorren caminos en un tiempo que, de tanto pasar, se ha congelado reclamando una nueva introspección. La nieve es también un estado de ánimo, y es posible transitarlo, aunque el clima se anuncie despejado.


Nota
: Contra el sol, es una muestra de la artista Verónica Gómez, curada por Silvia Gurfein. La misma se exhibe en el Centro Cultural Recoleta – Sala J