Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Martes 13 de Noviembre de 2018

Arriba

Top

No Comments

La Colonia Cabred – Open Door

Por: Georgina Sorrentino

El Gran Otro se implicó con las dificultades que enfrenta dicha institución.
En el partido de Luján se encuentra la Hospital Interzonal Especializado Neuropsiquiátrico Colonia Dr. Domingo Cabred. Como toda institución pública, se enfrenta con dificultades para mejorar su calidad.

El hospital cuenta con aproximadamente 1000 pacientes con distintas patologías. En su mayoría son psicóticos que han ingresado por derivación judicial; otros internos presentan lo que se llama patología dual: son enfermos y adictos a sustancias tóxicas.

 En una entrevista, una fuente de alto rango en la Colonia, precisó off the record: “El Hospital no escapa a la situación de otros centros de salud, pero las actuales autoridades se han preocupado por la calidad de vida de los pacientes internados, con mejoras edilicias, mejoras en la comida, en la ropa. Esto permite que los pacientes que tienen pocas posibilidades de externarse tengan una mejor calidad de vida. Pero además, se trabaja desde hace por lo menos 20 años con la premisa de que la internación debe ser de carácter transitorio, por lo que debe ser breve. El paciente y su familia deben sostener el tratamiento ambulatorio, idealmente en centros de salud cercanos a su domicilio, o en forma mensual en el servicio de Consultorios Externos de la Institución. A fines de que la externación se pueda sostener, se cuenta con recursos para que se inserten nuevamente en la sociedad”.

Se creó el Programa de Rehabilitación y Externación Asistida (PERA), con el fin de contener a aquellos pacientes que no tienen familia y están en condiciones de vivir fuera del internado. El funcionamiento del PERA se desarrolla en conjunto con el sistema de Hostales, que brinda al paciente la oportunidad de vivir en una casa, dentro del predio, con otros compañeros en su misma situación. Paralelamente, en grupo o de modo individual continúan trabajando su externalización.

“Algunos desarrollarán una actividad laboral; otros, con la ayuda de una pensión no contributiva, logran alquilar una casa con otros compañeros para así terminar con años de institucionalización. El Hospital los ayuda con la comida; ellos se hacen cargo de los gastos de la casa. Tienen supervisión del equipo del PERA semanalmente, o con la frecuencia  necesaria”, precisó la fuente off the record.

Es importante destacar que el paciente cuenta con participación activa en su tratamiento. El Hospital posee un taller de rehabilitación, mediante el cual se incentiva a los internos a desarrollar una actividad; a cambio, perciben una remuneración económica a cargo de la Cooperadora del Hospital. Muchos luego resultan contratados por empresas en oficios de cocina y mantenimiento de parques y jardines.

Los trabajadores de la institución aseguran que se enfrentan con falencias de todo tipo, pero procuran superarlas día a día. Durante los últimos 10 años, varios sucesos en la Colonia de Open Door fueron temas de opinión pública. Hubo informes en los que se aseguraba que, por falta de vigilancia, 300 pacientes habrían desaparecido sin dejar rastro desde 2005. Un caso con gran cobertura mediática fue la muerte de un interno a causa de un perro, que en consecuencia provocó el exterminio de los perros del establecimiento. A esto se añade la supuesta aparición de cadáveres en el monte donde está ubicada la colonia, hecho que fue cubierto por América investiga, del canal 2. En la legislatura bonaerense, los diputados provinciales, en un pedido de informes, citan la aparición de nueve cadáveres de pacientes en distintas zonas de la Colonia Cabred, en varios casos, sin algunos órganos, y establecen la presunción de un posible tráfico de órganos.

Otra hipótesis de la cual los medios se hicieron eco es la existencia de muchos enfermos de sida y el posible contagio por mantener relaciones sexuales sin protección. En menor rango se encuentran las denuncias por falta de limpieza, insumos médicos, ropa y alimentos, entre otras cuestiones.

Mientras las fuentes institucionales defienden la labor diaria y ponen de relieve los progresos logrados, se alza otra campana compuesta de denuncias del pueblo, los medios, los familiares de los pacientes y las fuerzas judiciales; llegar a la verdadera situación resulta casi imposible.

Historia de su creación

El Hospital Psiquiátrico creado por el médico Domingo Felipe Cabred fue el primer establecimiento de tratamiento de alienados a puertas abiertas creado en América Latina. Está situado en Open Door, Luján, a 70 km de la ciudad de Buenos Aires.

Cabred estudió medicina en la Universidad de Buenos Aires en 1881. Se especializó en los enfermos mentales, que en aquella época eran denominados alienados. El doctor llevó adelante el establecimiento en perfecto orden hasta el día de su muerte, el 27 de noviembre de 1929. Le sucedieron otros directores, que paulatinamente condujeron a la institución hacia las preocupantes circunstancias que padece en la actualidad.