Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Martes 14 de Agosto de 2018

Arriba

Top

No Comments

El Universo Larenland

El Universo Larenland

Curadora: Margarita Gomez Carrasco

Universo es todo lo que tiene existencia física en la Tierra y fuera de ella. También es la totalidad del espacio y del tiempo de la vida, dentro de estas coordenadas, presentamos la muestra de Benito Laren, una estética de lo cotidiano y de los bienes de consumo, el Pop Oh Art.

Benito se atrevió a pensar en un mundo distinto, su mundo, con sus propios ministros y embajadas, con su música, cualidad que nos muestra la capacidad de lanzarse a la creación. No es fácil poder imaginar un mundo estético propio inserto en el universo de las posibilidades.

La trayectoria de Benito Laren está fuertemente marcada por su estadía en Nueva York, ciudad donde vivió varios años, motivo por el cual podríamos pensar que esta etapa es una bisagra y un punto de partida donde desarrollo su works progress, sin embargo, su marca en la historia del arte argentino se origina desde el momento que formo parte del grupo de artistas de los 90 que emergieron del Centro Cultural Rojas bajo la dirección de Gumier Maier.

Su Pop Oh Art toma los cimientos de creadores que pertenecieron a la corriente del simulacionismo quienes consideraban a la obra de arte como mercancía absoluta y a la creación como un simple reemplazo del acto de consumir. Benito se apodera de los códigos de esa corriente y de la cultura, de las formalizaciones de la vida cotidiana para servirse de las formas, de esta manera, sus creaciones son un escenario donde proyecta el marco de un relato.

A partir de la lengua, construye sus propias frases y nombres, reapropiándose del léxico y utilizando la homofonía, nada es inocente en su universo irónico e incisivo.

La obra de Benito Laren se podría pensar como un arte de la fuga del tiempo, como la materialización de una falta, porque toma las obras de grandes autores para resignificarlas y de ese modo reivindicarlas para que no desaparezcan.

Los marcos en las cuales se encuentran las obras, son un indicador, un dedo que señala donde hay que mirar, este límite le impide al objeto enmarcado caer en la inestabilidad, en lo informal.

Benito trabaja con recortes de relatos históricos e ideológicos sobre escenarios comunitarios, como una forma de promover su propia visión del mundo, esa mirada suya que desafía la muerte y le hace guiño a la trascendencia.

Siguiente Artículo

Esta es la mas reciente nota